San Valentín en los tiempos de Social Media

San Valentín en los tiempos de Social Media

Hoy se celebra mundialmente el día de San Valentín, el día de los enamorados, el día del amor. Hoy se inundan las redes sociales de memes clichesudos, de frases romanticonas, de fotos de parejas perfectas. #CoupleGoals como dicen por ahí.

A pesar de ser un día en el que supuestamente vibramos en puro amor, para muchos no es más que un recordatorio de su propia soledad, de relaciones que quisieran tener y no tienen, de compararse con otras parejas que  aparentemente son más bonitas y más felices.

Que sea este el momento de recordar que esa vida de Instagram perfecta no existe. Que esas fotos hermosas de parejas que admiramos son solo una parte de sus vidas, esa parte que deciden compartirnos. Que jamás veremos sus discusiones, ni sus problemas, ni sus peleas pendejas por la ropa tirada en el suelo o sus peleas complejas por unos cachos. Que #CoupleGoals no es más que un hashtag y que la pareja perfecta es la propia, esa que uno tiene con la persona que ama y que también lo ama a uno.

Que tener pareja no es indispensable para ser feliz y que es mejor estar solo que estar con alguien por estar. Que la soledad es maravillosa para conocerse a uno mismo y que un día en el que se celebra el amor, también incluye al amor propio. Que es el día ideal para consentirse a uno mismo como si Cupido te hubiera flechado mientras te mirabas al espejo. Que estar enamorado es hermoso y no estarlo también. Que no hay normas cuando de vivir el corazón se trata y que eso está bien.

La vida trata de decirnos todo el tiempo que lo que somos y tenemos no es suficiente, que necesitamos más o necesitamos diferente. Solo por hoy, decide no compararte, no juzgar ni juzgarte, no sentirte menos o más. Que un día que tiene al amor como bandera no venga cargado de nada que no sea bueno para el corazón.

Si las redes sociales en un día como hoy, te ponen ansioso o triste, no las veas. No te exijas más de lo que puedes soportar, es mejor darse espacio y protegerse a tener que reponerse después. Y decidas lo que decidas, jamás olvides que todos, incluyendo esas parejas hermosas y perfectas, somos humanos lidiando con nuestros propios retos, luchando por vivir la vida que queremos.

Mucho amor por cada uno.

Leave a Reply