Mi mundo oscuro y el cometa de luz

Mi mundo oscuro y el cometa de luz

Un día gris como siempre. El mismo día gris que se repite sin descanso desde hace tanto tiempo. La falta de luz ya es costumbre, así como lo es el frío intenso de un mundo en el que el sol poco sale, en el que la comida no sabe a nada, ni la música calienta el alma. Un mundo sin colores, lleno de negros y grises, repleto de bruma y niebla. Un mundo oscuro.

En ese mundo se existe pero no se vive. Abrir los ojos cada día y sentir nada. Pararse de la cama y caminar por inercia. Sin metas, sin futuro. Sobreviviendo la existencia porque es solo eso. Ser y estar. No hay nada más. Los días son largos en el mundo oscuro porque en la tristeza, el tiempo es eterno. No hay día ni noche, no hay mañanas ni tardes.

Yo vivo en ese mundo. Estoy cómoda en él, aunque no me gusta. Me aseguro a mí misma que es el único mundo que existe, lo defiendo aunque lo detesto. “Más vale malo conocido que bueno por conocer”, dice la sabiduría popular y quién soy yo para contradecirla. Vivir en el mundo oscuro es mejor que buscar un mundo de luz que probablemente no existe. Al menos para mí, no existe.

Y aunque parece imposible, mi mundo se está poniendo más oscuro. El frío empeora, el sol ya no sale nunca. No tengo motivos para seguir existiendo. Pienso en no estar más en mi mundo. En no estar más. Me lastimo para sentir algo pero no siento nada. Me siento sola y estoy sola, porque en la oscuridad no se puede ver a nadie. Solo disfruto cerrar los ojos y no estar despierta en este mundo sombrío. Pero cada que los abro, vuelve a empezar esta vida que se siente como un castigo. Sueño con nunca tener que despertar.

Pero ha pasado algo. Sin darme cuenta ha llegado a mi mundo oscuro una ráfaga de luz. Como un cometa brillante y luminoso ha entrado, llenando de luz las sombras y de color los negros. No puedo entenderlo, no quiero entenderlo. ¿Quién osa interrumpir mi vida miserable? Al cometa no le importa. Trato de ser indiferente y recuperar mis grises, pero llega como una avalancha a revolcarme el alma. Este mundo ha empezado a verse más claro.

Quiero volver a mi mundo oscuro. Este tan luminoso y colorido me da miedo y prefiero vivir entre mis sombras. Pero el cometa no me deja. Me jala y me obliga a salir de la penumbra. Me necesita. ¿Cómo negarle algo? Debo hacerlo por él y de paso, por mí. Creo que también debo hacerlo por mí.

Mi vida está cambiando, mi mundo está cambiando. Cada vez tiene menos sombras y más risas, más sol, más parques, más mar. El cometa ahora vive conmigo, como un guardián de luz. Cuando vienen mis habituales negros, se encarga de espantarlos y asegurarse de que no regresen. Cuando prefiero sumirme en la tristeza, brilla con mayor intensidad para recordarme que la vida es de colores. Cuando me siento sola, me rodea de su calor poderoso. Ahora quiero vivir, no existir. La vida sabe dulce, a frutas y brisa del mar. Su avalancha luminosa me ha transformado la vida.

Mi cometa se llama Yuca y es una perra de la calle. Siempre me burle de quienes decían esto, pero en realidad no sé quién rescató a quién. Puede parecer que yo le di una mejor vida pero ella salvó la mía. La depresión, ese mundo oscuro, no ha desaparecido pero con ella, es más llevadera. Quiero vivir muchos años a su lado para devolverle al menos un poquito de lo que ha hecho por mí, por mi vida.

Ella es el cometa que me salvó la vida.

 

IMG_1043

10 thoughts on “Mi mundo oscuro y el cometa de luz

  1. Lloré profundamente, me conecte con cada palabra que escribiste. GRACIAS!!!. Mi cometa se llama Aurelio y llena de luz cada uno de mis días.

  2. Bellísimo, increíble como esos ángeles te hacen cambiar la perspectiva del mundo, te enseñan que ya alguien depende de ti y que debes darle lo mejor a ese cometa de luz

  3. La salvación está ahí afuera, es nómada pero se da con generosidad. Afuera está la vida vagando, miserable y ruin pero también enriquecedora y alegre.

    1. Qué buena canción. Me encanta. Pero esa era con mi ex esposo, que está ahora casado con su esposa y supongo que tengan una canción de ellos. Yo al mío no le dedico canciones que ya dediqué. Pero me encantó el recuerdo!! GRACIAS.

Leave a Reply