Yo sí sé leer

Yo sí sé leer

Por Verónica Orozco A. @verozco

“Una mujer que se tome una o poquísimas selfies. Y que si lo hace, sea para mandarlas en privado”. Escándalo, polémica, aprendan a leer, brutas, feminazis.

Ayer Twitter se volvió una plaza de mercado con dos bandos claramente divididos: quienes leímos en este tuit una frase llena de machismo y quienes entendieron que no era más que el gusto personal de un tipo con una cuenta en Twitter.

Vivimos en una sociedad en la que tenemos normalizado este tipo de comportamientos, que disfrazan de preferencia un actuar detestable. Y sí, en el deseo de este señor de encontrar una mujer que si decide tomarse selfies, sea para mandárselas a él, hay machismo. A usted puede gustarle lo que le de la regalada gana pero pregúntese si en el fondo no es una cuestión de género. Hay mujeres que detestan las selfies pero porque ellas lo prefieren, no porque quieran agradarle a un tipo. Somos una sociedad putamente machista, en la que las mujeres no tenemos sexo casual porque sino somos putas, o queremos casarnos con cada tipo que salimos, o dejamos de maquillarnos o de ponernos faldas corticas si a la pareja de turno no le gusta tanto. Es normal, nos enseñan desde niñas a buscar marido y encajar en este mundo en el que podemos ser lo que nos de la gana pero no mucho.

Todo este tema es nuevo para mí. Crecí en una ciudad en donde el machismo, el clasismo, el racismo, la homofobia son parte de nuestra cultura. Y repetí hasta el cansancio cosas irracionales y sin sentido que fui aprendiendo mientras crecía. Traté de putas y feas a las mujeres, ridiculicé el feminismo, descalifiqué personas por su apellido o lugar de residencia, me avergoncé de no tener carro en mi casa y tener que montar en taxi, me fui de bares porque se estaban dañando con la “gente” que los estaba frecuentando, sufrí cada vez que tuve sexo casual por miedo a estar quedando como una perra y recibí cada fin de semana la cantaleta de mi mamá porque “a una mujer que tome tanto trago como usted, ningún hombre la va a tomar en serio”. Y es un trabajo que tengo que hacer todos los días porque yo también tengo unas vainas aprendidas e inconscientes, que nada tienen que ver con la persona que quiero ser hoy. Y me avergüenzo cuando me doy cuenta porque es algo más profundo y oscuro de lo que yo pensaba.

Uno está en todo su derecho a preferir la persona que le de la gana. Que le gusten altas, bajitas, monas, pelirojas, tetonas, sin culo, con piernas largas, dientes chiquitos y ojos achinados. Que le guste leer, que prefiera ver películas que rumbiar, lo que quiera. Pero pregúntese si esas condiciones que le está poniendo a la persona con la que quiere compartir su vida, no tienen que ver con su género. Porque si prefiere que no rumbee porque una mujer no debería estar por ahí bailando y tomando trago, es machismo. A mí me gustan los hombres barbados más que los que no lo son, pero si los prefiero porque los que no tienen barba son unos maricas (diciendo “maricas” de forma peyorativa), es machismo. Si no me gustan los tipos que hacen yoga porque eso no es pa machos, es machismo. Si no me gustan los hombres que leen poesía porque eso es pa mujercitas, es machismo.

“Una mujer que no se ponga escotes. Y que si lo hace, sea solo en la casa conmigo”. “Una mujer que no tome trago. Y que si recibe, es porque lo va a dar”. “Una mujer que no se exhiba en redes sociales porque después es imposible tomarla en serio”. Esas también son preferencias. Y también es machismo.

Usted es un muy buen tipo o al menos eso me pareció cada vez que hablamos personalmente. Disfruto sus columnas y siempre he apoyado y defendido su manera de ser, probablemente desconociendo muchas cosas que conozco y entiendo hoy. Su intención seguramente no fue alborotar un avispero, o sí porque esas cosas usted las disfruta. Yo lo seguiré leyendo y respetando y espero su columna en la que me va a tildar de bruta e histérica porque no sé leer, está en todo su derecho.

4 thoughts on “Yo sí sé leer

  1. Increíble! Gracias por expresar lo que muchas sentimos y no nos atrevemos a decir.
    Un millón de aplausos.

  2. “es un trabajo que tengo que hacer todos los días porque yo también tengo unas vainas aprendidas e inconscientes”, Eso nos pasa a muchos, cuando me pongo a pensar las cosas incoherentes que he juzgado en otros momentos me sorprendo, y es por eso, tantas ideas heredadas que tampoco van a ningún sitio, poco a poco uno se va quitando esas cosas.

Leave a Reply to mividaencortoblog Cancel reply