Por el derecho a rendirse

Por el derecho a rendirse

Por Verónica Orozco A. @Verozco 

Estaba navegando por mi TL de Facebook y me encontré una imagen que me sentó a escribir. Era un meme de una mujer caminando de la mano con su hija, en el que la pequeña le pregunta: “Mamá, ¿qué es rendirse?”, a lo que su madre responde: “No sé hija, nosotras somos mujeres”.

Y me quedé pensando entonces en esa tonelada de peso que le acaba de pasar esa madre a su hija sin darse cuenta. “Está prohibido rendirse porque somos mujeres”. Qué frase tan atrevida y tan equivocada. ¡Si rendirse es un derecho! Que no esté regulado en la Constitución no le quita su esencia de tal.

No todas las historias terminan como lo teníamos planeado. La vida está llena de variables imprevisibles, que cambian los planes establecidos y juegan con nuestros cronogramas. Si decido que mi matrimonio no es lo que quiero o que el trabajo que tengo no me hace feliz, ¿estoy obligada a remar infinito porque no me puedo rendir? ¿Quién es usted, madre de meme, para decirme que por ser mujer (algo que no escogí), no tengo derecho a parar cuando me de la gana? Y según esa lógica, ¿está bien entonces que los hombres se rindan pero no que lo hagan las mujeres?

Soy una convencida del poder femenino, de lo inmensas que somos las mujeres y de la necesidad de seguir alzando nuestra voz para lograr un mundo justo y equitativo para todos. Y eso incluye mi derecho a rendirme, a renunciar cuando no quiero seguir, a dejar atrás lo que ya no me interesa. Nos enseñan desde niños la importancia de luchar, de persistir, de continuar. Pero nadie nos dice que también tenemos derecho a decir “ya no más” cuando sintamos que es el momento, a escucharnos a nosotros mismos, a conocernos lo suficiente como para saber cuando queremos parar.

Rendirse es una oportunidad para volver a empezar, para reivindicarnos con nosotros mismos, para cambiar de camino. A la mierda las frases de superación personal que nos cargan en lugar de liberarnos. La vida viene sin manuales, por eso podemos vivirla como nos de la gana. Y eso incluye rendirse las veces que sea necesario.

boxinggloves

 Foto: strenghtandconditioningeducation.com

6 thoughts on “Por el derecho a rendirse

  1. Muchas frases rondando que son fáciles de decir, difíciles de digerir e imposibles de seguir, toca parar a pensar antes de seguir dándoles poder.

  2. Sólo te rendiste hasta que llegó alguien más. Que tu vida sea inspiradora por lograr lo que se desea, no significa que no hayas caído en la misma trampa de todas: esperar.

  3. ESTE POST ES MI FAVORITO HASTA AHORA!
    💖
    Uno ve a un montón de pelados de 20 años todos frustrados por actitudes como esa , de seguir ,por orgullo o por lo que sea , carry on … todas presiones auto-impuestas.
    Nadie explica que uno puede cambiar de opinión cuando quiera , que no se le debe ninguna explicación a nadie, que sentirse cómodo en su pellejo vale mucho la pena y eso a veces significa dejar todo o mucho de lo que uno fue .

  4. qué cierto tú post! Como mujeres y seres humano tenemos el derecho a sentir a todo, a ser y estar sin limitaciones, desgraciadamente la sociedad nos llena de etiquetas normas que está en nosotras desechar y defender las propias! un abrazo

  5. He leido ésta entrada una y mil veces. Gracias por escribirla, la primera vez que la lei, fue en el momento indicado, la frase “Por el derecho a rendirse” me quedó mucho tiempo en la cabeza y todo lo que dices en este blog. Al fin tuve la valentía de aceptar que las cosas no son siempre como uno las planea y que rendirse también es válido.
    “Rendirse es una oportunidad para volver a empezar, para reivindicarnos con nosotros mismos, para cambiar de camino.”
    Gracias por esta frase, me impulsó a tomar una decisión determinante en mi vida, que ha sido difícil pero me liberó de un peso que no me correspondía cargar.
    Por favor ¡Más entradas como ésta!
    Saludos desde Medellín – Colombia

Leave a Reply